Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra:  Venta: I Euro — Compra:  Venta:
MENÚ

Agencias I 15/10/17 I

Deportes I

Jugadores del Hertha Berlín se arrodillan para protestar contra el racismo

Trump enfureció a las estrellas de la NFL, los dueños de equipos y los oficiales de la Liga el 22 de septiembre después de llamar "hijos de puta" a los jugadores que habían protestado contra la injusticia racial

Berlín, Alemania.-  Los jugadores y dirigentes del Hertha de Berlín se arrodillaron antes de su partido contra el Schalke (derrota por 2-0) para protestar contra el racismo y en favor de la tolerancia, imitando las protestas de jugadores norteamericanos contra su presidente Donald Trump.


        Antes del partido contra el Schalke, todos los jugadores del equipo de la capital y el banquillo realizaron el "take a knee" (rodilla al piso", que se ha popularizado en los últimos meses entre los deportistas de Estados Unidos para protestar contra la violencia policial hacia los negros y contra Donald Trump, que ha atacado duramente a los deportistas por este gesto.


        "El Hertha de Berlín es símbolo de diversidad, de tolerancia y de responsabilidad", publicó el club en Twitter, "para un Berlín que siga abierto al mundo en el futuro #TakeAKnee #hahohe".


En el verano boreal del año pasado, el jugador Colin Kaepernick, del equipo San Francisco 49ers, desató una espectacular polémica al realizar la solitaria protesta por el asesinato de varios ciudadanos negros a manos de policías blancos.


        El gesto se tornó en una muestra de protesta contra la brutalidad policial y las injusticias y desde entonces son cada vez más los deportistas norteamericanos que se arrodillan cuando suena el himno del país.


        Trump enfureció a las estrellas de la NFL, los dueños de equipos y los oficiales de la Liga el 22 de septiembre después de llamar "hijos de puta" a los jugadores que habían protestado contra la injusticia racial al negarse a respetar el himno estadounidense.