Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra: 17.93 Venta: 17.93 I Euro — Compra: 20.05 Venta: 20.06
MENÚ

Por Robin Millard / Fotos: Oli Scarff I 13/06/17 I

Lifestyle I

Perros “de bolsillo”

— Canes pequeños desplazan a las razas grandes británicas

Eclipsados por los llamados “perros de diseño”, de las famosas razas británicas quedan pocos ejemplares.


   Esas razas están cediendo terreno a los “perros de bolsillo”, más adecuados para un ritmo de vida frenético y para los apartamentos pequeños de las ciudades.


   Los organizadores del festival canino más importante del mundo, Crufts, de Birmingham, intentan elevar el perfil de esos canes.


   “Efectivamente, podríamos acabar viendo la desaparición de esas razas”, dijo Bill Lambert, director de salud y de crianza del Club Kennel, asociación que organiza el festival y rige todos los asuntos relativos a los canes en el Reino Unido.


   “Hemos constatado que el Reino Unido tiende a alejarse de los grandes perros para acercarse a los pequeños, debido al estilo de vida y a que cada vez más gente vive en las ciudades. Es un círculo: pierden popularidad, la gente los ve menos y se olvidan de ellos”.


   The Kennel Club registra a los cachorros recién nacidos, y, en 2016, los perros más populares fueron los labradores (33,856), los cocker spaniels (21,854) y los bulldog franceses (21,470).


   En cambio, algunas razas nativas aparecían en lo más bajo de la clasificación, adquiriendo el estatus de “vulnerables”, como los San Huberto (“bloodhounds”, 53), los toy spaniel inglés (84) y los mastines ingleses (102).


   Los terriers Skye encabezan la lista de perros británicos más vulnerables, con sólo 28 ejemplares registrados en 2016.   

Se estima que quedan entre 600 y 800 en el Reino Unido y 3,000 en todo el mundo.

   Los terrier Dandie Dinmont estuvieron de moda en el siglo XIX, y la reina Victoria de Inglaterra era fanática de esta raza.


   “Los Dandies fueron la primera raza de las celebridades”, explica Kevin Noble, propietario de uno de ellos. Típicamente cuestan unos 1,200 dólares, aunque solamente se registraron 91 cachorros el año pasado.


   Este perro se usaba para acabar con los tejones, como los otterhound, pero esa práctica se prohibió, y, desprovistos de “empleo”, sus números cayeron.


   Suele esperarse que una raza se popularice gracias a la estima de una celebridad, pero los perros favoritos de la reina Isabel, los corgis galeses de Pembroke, figuran también en la lista de vulnerables, con 393 cachorros registrados en 2016.

Galeria
Bulldog francés

Bulldog francés

Cocker spaniel

Cocker spaniel

Poddle

Poddle

Fiel hasta el último día

Greyfriars Bobby, que pasó 14 años junto a la tumba de su amo en Edimburgo hasta su propia muerte en 1872, es quizás el perro británico más famoso.


    En 1850, un jardinero llamado John Gray, llegó a Edimburgo, Escocia, y se empleó como vigilante nocturno. 


   Para hacerle compañía a través de las largas noches de invierno John adoptó un ‘perro guardián’ llamado Bobby de la raza Terrier Skye –la raza británica que ha pasado de moda. Eran amigos fieles contra viento y marea, invierno o verano.


    Los años en las calles hicieron mella en John, se agravó la tuberculosis que padecía, murió el 15 de febrero 1858 y fue enterrado en el Cementerio Greyfriars.


    Bobby pronto llegó al corazón de los residentes locales cuando se negó a abandonar la tumba de su amo, incluso en las peores condiciones meteorológicas.


     El jardinero y el encargado de Greyfriars trataron en muchas ocasiones de desalojar a Bobby. Al final se rindieron y proporcionaron un refugio al perro bajo dos lajas junto a la tumba de John.


     La fama de Bobby se extendió por todo Edimburgo. Las crónicas cuentan que casi a diario multitudes se reunían en la entrada del patio esperando al perro que llegaba por su comida del mediodía.  


      Si bien sir William Chambers (El señor Provost de Edimburgo) cuidó luego de Bobby, el perro siguió fiel a su amo. Durante catorce años mantuvo constante guardia hasta su propia muerte en 1872.


   La baronesa Angélica Georgina Burdett-Coutts, presidenta del Comité de Damas de la Sociedad Protectora de Animales, estaba tan profundamente conmovida por la historia de Bobby que pidió permiso al Ayuntamiento para erigir una fuente de granito con una estatua de Bobby en la parte superior que fue develada en noviembre de 1873, frente al cementerio Greyfriars. 


   En la lápida de Bobby se lee: “Greyfriars Bobby -murió el 14 de enero 1872, 16 años- Deje que su lealtad y devoción sea una lección para todos nosotros”. 

Galeria
Monumento a Greyfriars Bobby el terrier Skye de Edimburgo

Monumento a Greyfriars Bobby el terrier Skye de Edimburgo

"Dejé que su lealtad y devoción sea una lección para todos nosotros"

"Dejé que su lealtad y devoción sea una lección para todos nosotros"


Artículos Relacionados