Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra:  Venta: I Euro — Compra:  Venta:
MENÚ

Por Miguel Sanchez I 15/11/17 I

Mundo I

Astronomía

— Abren desafíos inéditos de almacenamiento y análisis de datos

En las próximas dos décadas, la información que los astrónomos obtengan desde los cielos superará la capacidad de almacenamiento y análisis de los actuales observatorios astronómicos, haciendo urgente mejorar la tecnología de las computadoras ya existentes.


    “No tenemos tecnología el día de hoy para resolver ese problema, los observatorios están trabajando con la industria de computadoras para inventar las soluciones tecnológicas”, declaró Jorge Ibsen, director del departamento de Computación e Informática de ALMA, el radiotelescopio más poderoso del mundo ubicado en el norte de Chile.


    Expertos de 33 países reunidos en Chile en la conferencia mundial de Análisis de Datos Astronómicos Sistemas (Adass, en inglés) analizan los desafíos inéditos de almacenamiento y análisis de datos que supone la puesta en marcha de nuevos complejos astronómicos.

    Solo el observatorio ALMA -con sus 66 antenas genera un terabyte de datos al día en sus centros de almacenamiento, lo que equivale a 250,000 canciones en formato mp3 o 500,000 fotografías. “La capacidad de estas computadoras equivalen a billones de laptops”.


    La enorme cantidad de información que generan los modernos observatorios construidos en los últimos 20 años, han provocado una verdadera “sinergia” con la industria de las computadoras que ahora se enfrenta a la tarea de crear tecnología para abastecer los próximos telescopios que se construirán hasta el 2030.


    El Gran Telescopio para rastreos sinópticos (LSST, en inglés) -que se construye en el norte de Chile- alcanzará los 30 terabytes por noche en el año 2022.


    Entregará información nunca antes conocida sobre galaxias distantes, asteroides cercanos e incluso sobre la misteriosa energía oscura que está expandiendo el Universo.


    En ALMA trabajan 300 profesionales, 40 de ellos ingenieros y técnicos informáticos que tienen a su cargo el manejo de las poderosas computadoras, servidores, centros de almacenamiento y pantallas cuyo valor supera el millón de dólares.

    

    Imágenes de formaciones planetarias o detección de moléculas precursoras de la vida son algunos de los históricos descubrimientos logrados gracias a la combinación del radiotelescopio ALMA y sus poderosas computadoras.


    Para 2021, se espera que entre en operaciones el Telescopio Gigante de Magallanes, que será el más grande del mundo y tendrá una capacidad de producir imágenes 10 veces más nítidas que el telescopio espacial Hubble.


    En 2020 se estima que el 70 por ciento de la infraestructura astronómica del mundo se concentre en Chile.

ejemplo PUBLICIDAD