Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra:  Venta: I Euro — Compra:  Venta:
MENÚ

Por Ileana Menéndez Cámara / Fotos: Tomás Cano I 17/01/18 I

País I

Museo Arocena

— Tesoro histórico de arte y cultura

Torreón, Coahuila; 24 de noviembre, una fría y hermosa mañana en la Comarca Lagunera. 

      PenínsulaTres, un letrero para identificar a quien amablemente va por nosotros al aeropuerto. Nos llevan directo al centro; nos detenemos en una esquina del Paseo Cepeda, ahí, donde se erige majestuosa la casa Arocena. A un costado, otro edificio, El Museo Arocena.

    Antes de iniciar nuestro recorrido nos invitan a tomar un delicioso desayuno en el Café del Museo.  Tomás no pierde el tiempo y con los primeros rayos de luz, capta con su lente bellas imágenes del centro histórico de la ciudad.

    Entramos al edificio y nos recibe la maestra  Rosario del Carmen Ramos Salas, directora de la institución. 


   Comenzamos por la historia del Museo Arocena, la familia, la época, la situación y vida de la Comarca en sus inicios... 



La historia

En la época de la colonia, era una sola región. La Comarca Lagunera está situada en dos estados: Coahuila y Durango y son tres las ciudades lagunas: Torreón, (Coahuila); Gómez Palacio, (Durango); y Ciudad Lerdo, (Durango). 


   En 1883 llega el primer ferrocarril a la región y con él comienza la llegada de inmigrantes de todas partes del mundo en busca de trabajo, y ¿por qué no?, un poco de aventura. Se requería de mano de obra para la siembra del algodón.

   Hacia finales del siglo XIX, habiendo pasado por una guerra civil, inversionistas algodoneros del sur de Estados Unidos llegan a la Comarca con mucho de ese capital. El algodón que se producía en la Laguna tenía muy buena calidad, era muy demandado y competía en los mercados internacionales. Así es como llega a estas tierras en 1863, don Rafael Arocena y Arbide...


   Torreón, fundada un 15 de septiembre de 1907, es una ciudad muy joven, moderna, con calles y avenidas bien trazadas por el ingeniero de origen alemán Federico Wolff Olivarri. Para cuando Torreón es declarada ciudad, don Rafael, un pionero y próspero empresario algodonero, pilar y referente en la economía de la Comarca, había crecido mucho desde su llegada a finales del siglo XIX. Era un importante agricultor que exportaba enormes cantidades de algodón y requería de un edificio para sus oficinas, el cual comienza a construir... Desafortunadamente nunca lo habita, el empresario de origen vasco fallece en Nueva York el 13 de junio de 1919. 


 El edificio histórico Casa Arocena se termina en 1920.

        La familia vivía en España y en temporada de cultivo y siembra venía a la Comarca. A la muerte de don Rafael, sus hijos se hacen cargo del negocio.  

Galeria

Los coleccionistas

El museo Arocena, lleva ese nombre por la familia.

    Zenaida Arocena, hija de don Rafael, es quien inicia la colección posiblemente sin imaginarlo, ya que compraba objetos de arte con el fin de decorar su casa. Zenaida contrae matrimonio con su primo Francisco Arocena y tienen dos hijas: Elvira y Rafaela.

   Es Elvira quien continúa la colección pero con un sentido más profundo, investigando y recopilando piezas artísticas; reuniendo objetos preciados en su gran mayoría religiosos.

     La señora Elvira contrae matrimonio con Francisco Belausteguigoitia con quien procrea ocho hijos, siendo el mayor Iker y el menor Eneko, los dos únicos varones.

   El ingeniero Eneko Belausteguigoitia Arocena es quien hace posible el Museo Arocena, creando la fundación E. Arocena en honor a su madre, sumando su propia colección y garantizando de esta manera la conservación del acervo familiar.

    Reunida durante más de 100 años, la colección Arocena cuenta con más de 5,000 obras de una variedad y riqueza invaluables que se muestran en salas temáticas con discursos museológicos, para poder rotar el acervo de una manera didáctica, ofreciendo al visitante diversidad en cada ocasión.

Galeria
Rafael Arocena y Arbide Zenaida Arocena

Rafael Arocena y Arbide Zenaida Arocena

"Virgen de la Inmaculada Concepción", Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682) Óleo sobre tela y la versión de Miguel Cabrera ( 1695-1768),

"Virgen de la Inmaculada Concepción", Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682) Óleo sobre tela y la versión de Miguel Cabrera ( 1695-1768),

El museo

El Casino de la Laguna es el edificio que hoy ocupa el Museo Arocena. Fue inaugurado el 15 de septiembre en 1910. El modelo arquitectónico es neoclásico, diseño del arquitecto francés Louis Channel. Símbolo social de la época, el antiguo Casino se utilizaba  para eventos sociales, culturales y políticos de la clase alta de la Comarca Lagunera.

    En 1911 fue saqueado por las fuerzas maderistas. Aún pueden verse en la fachada del edificio las huellas de la revolución.

    El Casino dejó de funcionar entre el año 20002001; es entonces que la fundación E. Arocena inicia el proyecto de rescate del inmueble. Restaurado y equipado expresamente para el caso por el museógrafo Rodrigo Witker. El 27 de agosto de 2016 abre sus puertas como un gran proyecto cultural El Museo Arocena.


Edificio Rusek

Un edificio construido en 1907, que en su época había sido el Banco chino, pasa a manos de la familia Rusek y finalmente en 2012, donan al Museo Arocena, MUSA, el uso de dos pisos del Edificio Rusek, como anexo para exposiciones temporales.  


Galeria
"Tríptico con escena central del descendimiento de Cristo", manufactura italiana, marfil con restos de dorado y policromía. Caja en tarace

"Tríptico con escena central del descendimiento de Cristo", manufactura italiana, marfil con restos de dorado y policromía. Caja en tarace

"Sor Ana María", Anónimo novohispano, óleo sobre tela

"Sor Ana María", Anónimo novohispano, óleo sobre tela

"Las bodas de Caná", Copia del original de Gerard David (1460-1523), óleo sobre madera

"Las bodas de Caná", Copia del original de Gerard David (1460-1523), óleo sobre madera

Galeria
Talleres de pedagogía museística

Talleres de pedagogía museística

Guías capacitados para las visitas escolares

Guías capacitados para las visitas escolares

MUSA, toda la tecnología para interactuar y aprender. La línea del tiempo sitúa en tres países los sucesos que acontecían en una misma época

MUSA, toda la tecnología para interactuar y aprender. La línea del tiempo sitúa en tres países los sucesos que acontecían en una misma época

La casa histórica Arocena

El edificio construido a solicitud de don Rafael Arocena se termina en 1920, es un modelo arquitectónico ecléctico con tres niveles. En el primero, la planta baja, tenían sus comercios; en el segundo piso llevaban la administración de los ranchos de la familia; y en el tercero vivía la familia.

    En 2010 se abre al público como Casa Museo.


Recorrido por los talleres Curaduría

Adriana Gallegos Carrión, encargada del departamento de curaduría del MUSA nos recibe. 


 ¿Qué hace un curador?, ¿cuál es el trabajo que se lleva a cabo en la curaduría del MUSA? 

  De acuerdo a la tradición europea, un curador se encarga de cuidar. La palabra viene de una raíz griega, Kurare, y significa cuidado –nos aclara Adriana.

    Un curador trabaja normalmente en museos y contamos con especialidades académicas en distintas áreas y diversos temas –continúa. En el caso específico del Museo Arocena, la especialización es la colección en sí. Su conservación, preservación y conocimiento. Hacemos trabajos de investigación, recuperamos la historia de las piezas y elaboramos el discurso alrededor de una obra, para poder comunicar al público su importancia y valor. La comunicación tiene que ver con la divulgación del conocimiento que se genera en las áreas de curaduría.

   La colección procede de tres generaciones de una familia aficionada al arte con un gusto muy particular a partir del arte religioso, español, flamenco e italiano en el caso de la pinacoteca; pero también para decoración y ambientación de sus residencias; esto significa: artes decorativas y mobiliario, textiles, platería y porcelana; logrando una colección muy amplia y ecléctica.

      La recopilación reúne arte europeo y mexicano desde antes del siglo XIV y en adelante. Incluye obra del siglo XX, historicista, piezas nostálgicas hechas en el siglo XX pero con los estilos de los siglos XVII y XVIII; y como fundación cultural, tres edificios históricos.   La curaduría se encarga de investigar las piezas, su procedencia, el autor, atribución, época, datación; una investigación que proporcionamos para que el público conozca, aprecie y ame la obra –acota Adriana.

   Somos detectives de la historia y hacemos relatos para darle integridad y coherencia al pasado.  Curiosidad, rigor, método y paciencia, son cualidades de un curador para lograr de un hallazgo aparentemente sencillo, una historia de gran alcance que nos involucra como institución y como comunidad. La labor se basa en los pequeños detalles que nos llevan a una visión de conjunto, a una perspectiva de equipo.

    La huella del tiempo es implacable… –continúa la experta.

   En la curaduría del MUSA, somos interdisciplinarios; son muchas las especialidades reunidas: yo soy maestra en Historia; tenemos restauradores con conocimientos científicos, biblioteca e investigación; museógrafos que trabajan en conjunto con iluminación, diseño y comunicación para lograr una narrativa en cada exposición y que el público disfrute integralmente… Contamos con personal de planta para llevar a cabo la labor que, tanto para las piezas de reciente adquisición, como para las que tenemos en resguardo, se requiere intervención.


Autenticidad

Una obra llega sin una biografía, pero tanto objetos como personas, llevan detrás un ADN. Descubrir las fuentes desde la observación directa de los materiales y la atribución: nombre y apellido del creador, es una de las áreas de investigación curatorial más interesantes aquí en el Museo Arocena –comenta. La obra puede estar atribuida a tal o cual pintor, pero el museo es una institución seria en la cual el público confía. Tenemos investigadores, consejos académicos y hemos creado vínculos con instituciones y profesionales del tema.

    Los trabajos de investigación curatorial los hacemos de manera colegiada; consultamos expertos de arte, por ejemplo: español, de época, de pintores; y es  a partir de una observación académica experimentada muy extensa y de comparación entre piezas, que logramos establecer certeza de autoría. 

  La biografía de un objeto está en continua escritura. Es un proceso que nunca termina. Es un relato en el que se regresa un capítulo y se avanza a otro. Aún teniendo ya la ficha técnica, puede haber una reconsideración si aparecen más datos, si nos llega la opinión de un experto que nos haga dudar… Cuando esto ocurre podemos alimentar y profundizar aún más. De pronto surge una pieza, un retrato en un museo que nos puede sugerir un período, una temporalidad… Por esa y muchas más razones, debemos estar actualizados y en constante comunicación con otros colegas. 

Galeria
Rosario del Carmen Ramos Salas, directora / Adriana Gallegos Carrión, Curaduría MUSA

Rosario del Carmen Ramos Salas, directora / Adriana Gallegos Carrión, Curaduría MUSA

Registro y control de obra

Esta área se dedica a detectar dónde se encuentra cada pieza. Si está en exhibición o en depósito, en préstamo o restauración. Gracias al fondo de la fundación E. Arocena, que ha sido muy generoso con este espacio, contamos con un depósito de obra que reúne las condiciones óptimas: Iluminación filtrada, humedad relativa controlada, y una temperatura que no debe rebasar los 21 grados centígrados, (temperatura standard internacional); para la preservación y cuidado de la colección en resguardo –concluye Adriana.


Visita al museo

Una visita al Museo Arocena es iniciar desde el siglo XIV hasta el siglo XXI, con todo el eclecticismo de la colección y su riqueza intrínseca; y explorar autores Mexicanos como la antología de la obra de Gerardo Cantú, artista coahuilense, en las salas para exposiciones temporales.


Misión educativa

Uno de los objetivos más loables es el programa educativo que realiza el MUSA y la fundación E. Arocena.  Actividades para maestros y alumnos que involucran escuelas públicas y privadas de la Comarca.

     Un museo con mucha actividad, muchas áreas en las que se llevan a cabo programas y talleres encauzando, educando y fomentando el amor, el conocimiento y la apreciación por nuestra historia, por nuestra cultura. Guías muy capacitados te reciben en las modernas instalaciones equipadas con lo último en tecnología museística para hacer de una visita algo más interesante, didáctico, entretenido, divertido y amable. ¡Con ganas de volver!

     El día se pasa sin darnos cuenta y el Museo ofrece mucho más… Talleres, cursos, conferencias, exposiciones temporales; están las charlas sabatinas con profesores donde el maestro tiene la oportunidad de volverse el guía de sus propios alumnos. Cada mañana llegan al museo grupos escolares en un transporte que proporciona, sin ningún costo, la fundación E. Arocena para llevar y regresar a los estudiantes de todas edades y clases sociales a experimentar una aventura diferente, estimulando sus habilidades artísticas, sus capacidades de expresión e invitándolos a sumergirse en la magia del conocimiento.

   ¡Despertar en los pequeños la sensibilidad por el arte y la historia desde temprana edad es abrirles las puertas hacia un mundo maravilloso!

Galeria
"Virgen Dolorosa", anónimo hispano oriental, marfil policromado y plata repujada / "San Juan", anónimo hispano oriental, marfil

"Virgen Dolorosa", anónimo hispano oriental, marfil policromado y plata repujada / "San Juan", anónimo hispano oriental, marfil


Artículos Relacionados