Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra:  Venta: I Euro — Compra:  Venta:
MENÚ

Por Vladimir Abba B. I 15/11/17 I

Península I

Agua indispensable

— Iniciativa para la protección del acuífero en Yucatán

Los buenos deseos no bastan para proteger acuíferos subterráneos, la riqueza de la península de Yucatán. La unión de los científicos que conocen la profundidad del tema con los instrumentos legales son el comienzo de su preservación.

   Laura Hernández Terrones, del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), explica cómo una investigación de su equipo, en colaboración con otro de la Universidad Autónoma de Yucatán, develó la urgente necesidad de proteger legalmente el vital manto acuífero circundante a la zona metropolitana de Mérida. 

Equipo del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) y la doctora Laura Hernández Terrones (derecha).

Proteger el anillo de cenotes

Durante la conferencia “Cosmovisión del Ts´ono´ot: política y ciencia en la Península de Yucatán”, Hernández cuenta cómo su equipo debió proponer la delimitación y protección de una reserva del área natural que llamaron Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes y la elevaron a instancia legal.

    Descubrieron que proteger el área de anillos de cenotes, significaba preservar el área de carga, tránsito y descarga del agua subterránea, no solo para la ciudad de Mérida y su zona metropolitana, sino para la población del estado en general.

    Para esto debe asegurarse la protección vegetal de los municipios que rodean la zona metropolitana.

    De acuerdo con información del Registro Público del Agua, de la Comisión Nacional del Agua, Conagua, el volumen que se extrae en el anillo de cenotes es tan importante que equivale al 42 por ciento del total que se aprovecha en el estado de Yucatán y al 19 por ciento del total en la península.

     En la zona del anillo de cenotes, la población pasa del millón 350 mil habitantes, esto es el 69 por ciento de la población del estado.


El decreto

Debido a la importancia estratégica de la zona para proveer agua a tanta población, la Conagua decidió dar el visto bueno a la propuesta de los científicos, de modo que se emitió el decreto el 28 de octubre de 2013 en el Diario Oficial de Yucatán que implementa esta reserva geohidrológica en trece municipios donde se encuentra el anillo de cenotes.

    La mayor amenaza de los reservorios de agua en la península yucateca, afirma la investigadora, es el desconocimiento del funcionamiento del sistema kárstico peninsular que es uno de los sistemas dinámicos de agua dulce más importantes, no sólo de México, sino del mundo.


Vulnerable

Las características geológicas donde se asientan los municipios de Seyé, Acanceh, Timucuy, Homún, Cuzamá, Tecoh, Tekit, Tahmek, Hoctún, Xocchel, Hocabá, Sanahcat y Huhí, es de calizas fracturadas, terreno poroso y permeable que expone al agua a la contaminación.

    Esta contaminación proviene de aguas residuales domésticas, municipales, agropecuarias e industriales sin tratamiento que penetra fácilmente al manto freático.

   En este círculo de cenotes donde se recarga el acuífero y que rodea la zona metropolitana de Mérida, existen alrededor de 90 especies de plantas algunas de ellas endémicas. Se han identificado más de 200 tipos de aves entre migratorias y residentes, muchas de ellas utilizan frecuentemente los cenotes para su alimentación y resguardo.


   “La mayor oportunidad para que perviva este sistema vital es la cultura en que estamos inmersos, pues los mayas veían en un cenote un sitio sagrado y ahora, aún hoy, las actividades de las comunidades giran en torno a estas fuentes de agua” destaca la investigadora

Galeria