Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra:  Venta: I Euro — Compra:  Venta:
MENÚ

Por Manuel González* I 15/11/17 I

Península I

Quintana Roo, visión de futuro

En Quintana Roo las cosas empiezan a cambiar, no solo en la forma de administrar el gobierno del estado, sino también en la infraestructura turística, de salud, deportiva y educativa, entre otras.


    La confianza que sienten los inversionistas en el destino los lleva a desarrollar proyectos de gran envergadura, que para la zona es un bálsamo por la creación de empleos y la prestación de servicios, además de que  se une al abanico de ofertas que ya existen en Quintana Roo.


    De hecho, al inicio de su mandato (2016), el mismo gobernador especificó que como parte del Eje de Desarrollo Económico del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022, se incluyen 300 proyectos diferentes para cada uno de los sectores que buscan esquemas de diversificación económica y apoyo a la generación del empleo. Se refirió igualmente a la inversión en sectores como agricultura, agua potable y saneamiento, atención a grupos vulnerables, comunicaciones, cultura, deportes, desarrollo metropolitano, desarrollo rural; desarrollo social, desarrollo urbano, economía, educación, energía, ganadería, infraestructura, medio ambiente, recursos naturales, seguridad pública, protección civil, turismo y vivienda.


   Destacable es la inversión privada de 840 millones de dólares, para el parque temático más importante de toda Latinoamérica llamado “Amikoo” (amigo en maya), proyecto encabezado por el empresario Carlos Peralta, de grupo IUSA. La primera etapa estará lista para finales del 2018 y terminará para el 2020. Incluye un hotel con más de mil 200 habitaciones y un centro de convenciones,  y generará más de nueve mil empleos directos y 36 mil indirectos para el estado.


   Además, en Quintana Roo se proyecta la construcción de una línea de tren que comunique a la ciudad de Cancún con Tulum, un puente de ocho kilómetros sobre la Laguna Nichupté y un tren ligero elevado para la zona hotelera de Cancún, que fueron anunciados por la recién creada Agencia de Proyectos Estratégicos (Agepro), a fin de buscar el financiamiento para su ejecución, informó el director de la dependencia, Eduardo de Jesús Ortiz Jasso. Estos proyectos se encuentran dentro de la precartera de la Agencia, que para fines de año tendrá ya confirmados a los integrantes su junta de gobierno.


   Ahora falta que las autoridades medioambientales evalúen los proyectos para determinar si son factibles y viables. Antes que cierre el año se concluirá el análisis desde el punto de vista urbano y ambiental.


   De concretarse los dos proyectos en la zona hotelera de Cancún, se tendrá que echar mano de la inversión público-privada, pero se arreglará el problema de la movilidad con el tren elevado de un monorriel y el puente en la Laguna Nichupté.


   Para conectar todos los puntos turísticos del centro con el norte del estado, se analiza el proyecto del tren Cancún-Tulum, que abarcaría toda la Riviera Maya que incluye los municipios de Tulum, Cozumel, Solidaridad, Puerto Morelos y Benito Juárez, para el cual se evalúan varios trazos.


   Asimismo, habrá inversión en los puertos de Isla Mujeres, Puerto Juárez, Puerto Morelos, Cozumel, Playa del Carmen y en Mahahual; en materia de salud se terminará el Hospital de Oncología en Chetumal, además de otros centros de salud en la zona maya. Sólo quedaría pendiente el Hospital Psiquiátrico, una demanda añeja de los quintanarroenses.


   La ampliación de la carretera Tulum-Playa del Carmen en una primera etapa, sería inversión público-privada, así que podría ser de cuota.


   Pero también los Fideicomisos de Promoción Turística hacen su trabajo y no solo el de Cancún, que lleva sus ofertas a todas partes del mundo a las ferias internacionales; también existe crecimiento por parte de mercados específicos y aerolíneas mexicanas como Interjet y Aeroméxico que ya preparan nuevas rutas.


    Todas estas inversiones manifiestan la confianza de los empresarios en Quintana Roo, un estado que crece arriba de la media nacional, con un gobierno que está dispuesto a trabajar de la mano con la ciudadanía para resolver los pendientes que se tienen en materia de salud, educación y beneficio social, pero principalmente en la administración pública.