Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra:  Venta: I Euro — Compra:  Venta:
MENÚ

Por Ileana Menéndez Cámara / Fotos: Vicente Mena I 30/08/17 I

Deportes I

Isabella Fierro

— Talento yucateco, promesa del golf

El Yucatán Country Club, hermoso escenario en la ciudad de Mérida para recibir a Isabella Fierro, joven promesa del golf, quien nació el 26 de diciembre del año 2000. A su corta edad ya cuenta con importantes triunfos a nivel nacional e internacional.


Para  PenínsulaTres es un gusto poder estar aquí contigo. Isabella, cuéntanos cómo inicias en el golf, cómo fue tu primer contacto con un campo de juego.
Yo tenía tres años. Mi papá se iba siempre muy temprano por las mañanas y sentía curiosidad por saber a dónde iba, así que un día tomé mis palos de golf Snoopy y me escondí en la cajuela de su coche.
   Cuando llegó y me descubrió le dije que sólo quería ver… A los tres minutos ya me divertía manejando el carrito de golf entre los árboles. Ese fue mi primer día en un campo.
    A los cuatro años tuve a mi primer profesor, Enrique Serna, y al año siguiente participé en mi primer nacional, en el que me fue muy mal.

¿Cómo fue tu primer torneo?

Mi primer torneo nacional lo jugué con niños, –yo era la única niña– nos divertimos y reímos mucho. En un segundo torneo participaron tres o cuatro niñas; y aunque también me fue muy mal tuve una sensación muy diferente del anterior. No sabía cómo controlar los nervios, temblaba, volteaba a ver a mi papá y le decía: “‘Papá, ¿qué hago?” Al acabar de jugar, empecé a llorar…

     Con el tiempo me fui acostumbrando y esos nervios se transformaron en adrenalina que en el golf es lo mejor que te puede pasar: ¡hace la diferencia!

      Mis papás me encaminaron, pero sabían que necesitaba un experto…


¿Cómo llegó a ti?

Rafael es mi coach desde que tengo ocho o nueve años. Lo fue también de Lorena Ochoa.

   En un torneo en San Diego, – yo tenía siete años– Rafael Alarcón me observaba; me di cuenta y  le dije a mi papá: “¡Mira, es Rafa Alarcón!” Cuando el juego acabó, se acercó a mi papá. Quería verme practicar y en ese mismo campo, me puso a “tirar bolas”. Me gustó estar con él.  Así comenzamos a trabajar juntos…


    Es muy importante la relación con el coach, debe conocerte dentro y fuera de juego; tus emociones, tu vida personal, tu familia, todo influye para un mejor resultado en el golf.

¿Cómo es tu entrenamiento con él?
Rafa vive en Guadalajara. Trabajamos por WhatsApp. Aunque trato de ir una o dos veces al mes y pasó tres días muy intensos practicando con él, desde muy temprano, hasta la noche.
   En mi rutina diaria, cada mañana hablo con mi entrenador. Le pregunto qué toca hacer y me voy directo a la plataforma a trabajar la técnica. Mi papá o mi mamá me apoyan y me graban para enviarle directamente a Rafa mi swing. Él lo analiza y me da indicaciones; me pregunta cómo me siento en todo sentido, tanto en el juego como en lo emocional. Aproximadamente a la una del día voy a casa a comer y por la tarde, a la escuela de cinco a ocho.
Galeria

¿Qué estudias?, ¿vas a una escuela abierta?

Es una escuela abierta en Mérida con el horario por la tarde; esto me permite practicar por la mañana e ir al gimnasio, y por la tarde estudiar.


¿En que se basa tu alimentación?, ¿te cuidas?

Sí. Mi mamá cuida muchísimo lo que comemos en casa. No es cuestión de adelgazar o tener buena figura; en el golf es muy importante tener condición y una buena alimentación. En una ronda muy larga tienes que estar bien hidratado y estar comiendo algo, –frutos secos, barras de proteína– para tener el metabolismo despierto y mantener la concentración.


¿Cómo es tu vida personal? Salidas, amigos…

Tengo amistades en el golf y amigos en Mérida. Cuando regreso de un torneo, lo que deseo es salir con mis amigos. Un buen golfista debe tener estabilidad emocional. No todo transcurre en el campo.


¿Tienes planes de estudio en universidad?

Sí. De hecho ya tengo planes con una universidad en Oklahoma, una opción que yo quería. Me contactaron y me dan cien por ciento de beca.

 Voy a estar en su equipo de golf.


¿Qué quieres estudiar?

Me gusta mucho sport management… o negocios, estoy por decidir entre esos dos.


¿Tienes novio?

Tenía… Un novio de Nueva Zelanda. Con el golf es más difícil. Preferiría tener alguien aquí. Que entienda mi estilo de vida y mis compromisos.


¿En qué momento te encuentras? ¿Qué aspiras? ¿Qué nivel o posición tienes dentro del juego? Mi coach y yo le llamamos a este tiempo “corto plazo”; lo que viene en los próximos años, “mediano plazo”, universidad, torneos; y después, dentro de ocho o diez años, ser profesional.        Soy jugadora por impulso, desesperada, quiero todo “para ya”; ahí es cuando entra mi coach a calmarme. Debo madurar, pero esto es un proceso lento. ¡Lo que sí es seguro es que quiero ser golfista!, ¡Es mi futuro!


¿Tienes patrocinadores?

Se pueden llamar “patrocinios”. Dos marcas  de golf me ayudan con gorras, zapatos y guantes. La marca TaylorMade me da los bastones.

      Pero realmente mi papá es el que paga todo, es mi verdadero patrocinador. 

Galeria
Primer lugar en el torneo North and South Women’s Amateur Championship. Pinehurts, North Carolina. Julio 2017

Primer lugar en el torneo North and South Women’s Amateur Championship. Pinehurts, North Carolina. Julio 2017

¿Cómo escoges tus bastones?, ¿tienes repuestos?

TaylorMade tiene una tienda en California que es para mí como entrar a una dulcería, ¡no sabes qué escoger! Te pasas el día entero golpeando bolas y de acuerdo a tu estatura, peso y velocidad te dicen cuál te conviene. Los hacen a tu medida. Si se te rompe o pierde un bastón, conservan las especificaciones y envían a tu casa el que corresponde.

  No es bueno ni recomendable cambiar de bastones, aunque por factores como la edad, el peso y la estatura se puede considerar, el único que no es aconsejable cambiar es el putt.


¿Sientes aprensión por tus bastones?

Sí. Me sucedió ahora en un torneo muy importante. No llegaron mis palos de golf con el equipaje. Mi mamá y mi coach se movieron por todas partes para que llegaran a tiempo. Finalmente llegaron, pero mi driver estaba roto a la mitad.  ¡Casi me da un paro cardiaco, entré en pánico! Conseguí una varilla que era más larga, más pesada y más de todo. –¿Qué hago?, pensé. Mi mamá me dijo: “No puedes hacer nada más. Juega con lo que tienes”. Sentí una desconfianza tremenda en el bastón. Pero me dije: “Tienes que ganar este torneo, ten confianza”. Y gané. Soy la primera mujer mexicana en ganarlo.

    Concluí que no todas las circunstancias pueden ser perfectas para un juego. Para ganar un torneo y en la vida, tú eres quien importa, la actitud, la confianza y la seguridad en ti mismo.    Y claro, además ahora protejo muy bien mi equipo cuando viajo.


¿Con qué bastón eres más hábil?, ¿con cuál eres más diestra?

Podría decir que con el juego corto. Trabajo mucho en la técnica del putt. Es la parte fuerte de mi juego. 


¿Haces ejercicios complementarios?, ¿vas al gimnasio?

Sí. Se tiene que trabajar fuerza muscular, y eso se hace en el gimnasio. Son ejercicios específicos para el golf. Se trabajan los músculos que se usan en el juego para un buen desarrollo; también se trabaja mucho en la estabilidad con ligas. ¡Eso me fascina!

Galeria

¿Tienes un caddie fijo?

Mi mamá es mi caddie. Sabe de golf y me conoce perfectamente. Pero en un torneo no opina nada técnico, me lleva el equipo y me da ánimo.


¿En qué torneo te gustaría jugar?

Quiero ir al British Open, en Inglaterra y Escocia. Y ganarlo.


¿Cómo te ves en un futuro?

En un futuro me gustaría casarme y tener hijos; realizarme como mujer. El peor enemigo y a la vez el mejor amigo del golf es la soledad.


¿Qué te ilusiona?

Quiero hacer historia. Que la bandera de México esté en alto. Que volteen a ver a México y que digan: “¡Aquí vienen los mejores golfistas!”. México tiene un nivel muy alto. ¡Podemos hacerlo! Es difícil, pero con trabajo se logra.


¿Angustia, tristeza o miedo?

Miedo. Por lo que puede llegar a pasar. Miedo a perder la cabeza –hablo del juego– llegar a un nivel de juego profesional, ganar y ganar torneos al hilo y sentir superioridad.  Quiero conservar los pies en la tierra.  Eso lo traigo siempre en la cabeza. Soy muy agradecida con mis padres y con la gente. Amo a mi familia. Es mi base y me hace feliz.


¿Qué consejo les puedes dar a niños y niñas que luchan por un sueño?

Que todo lo que te propones en la vida lo puedes lograr si luchas y trabajas con disciplina y entrega.

Galeria
Primer lugar en el Torneo Nacional de Aficionadas en la CD.MX. Club de golf Bellavista, enero 2017

Primer lugar en el Torneo Nacional de Aficionadas en la CD.MX. Club de golf Bellavista, enero 2017

Muchísimas gracias Isabella por este tiempo que nos has dedicado,  te deseamos mucha suerte.


   Isabella Fierro, hermosa, jovial, sonrisa franca, decidida,

disciplinada; con valores y metas muy firmes.

    Sus padres son sin duda su mejor apoyo.

    El tiempo en familia, lo más valioso.

    Isabella es una joven feliz y agradecida.