Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra:  Venta: I Euro — Compra:  Venta:
MENÚ

Por Tony Scheffler I 13/06/17 I

Lifestyle I

Un crucero por el Danubio

— Experiencia memorable

 Existen varias razones por las cuales realizar un crucero por un río se convierte en la mejor opción; pero entre ellas tal vez la más importante es que es la única manera de llegar a diferentes ciudades sin tener que volar, ni pasar por las conocidas molestias de empacar, desempacar, trasladarse hotel-aeropuerto, aeropuerto-hotel, depender del transporte, soportar demoras, boletos, costos, etc. 


 Para quienes sufren de mareos o temor, eso aquí no existe. El barco no se mueve ni se corre ningún riesgo, ya que siempre está junto a tierra y el viajero admira en el camino paisajes cada uno más hermoso que el otro.


    De tantos ríos navegables, el Danubio es sin duda la mejor opción, sobre todo si se hace en el fabuloso “Cristal Mozart”, con el concepto todo incluido en sus 80 suites, que incluyen las dos más grandes y suntuosas de cualquier barco fluvial. Si aunamos su servicio y gastronomía al más alto nivel, se convierte en el mejor y más exclusivo.


   Del trayecto se puede decir que es un poema: en él, se suceden  pequeños poblados, castillos, antiguos vestigios y una hermosa vegetación mientras se llega a los diferentes destinos como Nuremberg, Passau y Regensburg, en Alemania; Durnstein, Melk y Viena, en Austria; el río Inn; Bratislava, en Eslovaquia y Budapest, en Hungría. 

Passau

En esta ocasión nos ocuparemos de “La ciudad de los tres ríos”, nombre que debe a su ubicación geográfica entre las corrientes del Danubio, el Inn y el Ilz. 


   El nombre de Passau viene del castillo romano Batavis que transcurrió 600 años como un principado episcopal independiente. Desde 1803 pertenece a la región de Baviera.


   La imagen barroca que presenta hoy se debe a un gran incendio que arrasó con ella en el siglo XVII y a que un maestro italiano dirigió la reconstrucción que le brindó el estilo que luce actualmente.


   En el centro de su casco antiguo se erige la catedral de San Esteban en la que se escuchan las notas musicales del órgano catedralicio más grande del mundo.


   En la cima de las montañas, al borde de los ríos, se alzan majestuosos el castillo Veste Oberhaus y la iglesia de peregrinación Mariahilf (María Auxiliadora).


   Visitar Passau es como entrar en un cuento, pues a cada paso por sus mágicas calles, uno encuentra torres y cúpulas de iglesias, como la de San Michel y San Paul, la residencia Episcopal, el Ayuntamiento, el monasterio benedictino de Niedenburg, (tumba de la reina de Hungría, Gisela), la histórica farmacia “Hofapotheke” y decenas de calles y callejones, uno más bonito que otro.


   En la esquina de los tres ríos “Ortspitze”, encontrará un fascinante espectáculo natural formado por diferentes tonos de los ríos.      Para los amantes del arte, la visita obligada es el Museo de Cristal que cuenta con 30,000 obras que describen la historia del cristal de Bohemia, fabricado en las regiones de Silesia y Baviera. 


   El Museo Romano se encuentra en un recinto del medioevo tardío que descansa en los fundamentos del castillo Boiotro y en uno de los edificios más antiguos y hermosos se localiza el Museo de Arte Moderno, otro más de los tantos atractivos que puede brindar este prometedor viaje sobre las aguas. 

Galeria
El Danubio

El Danubio

La catedral de San Esteban

La catedral de San Esteban

El organo más grande del mundo

El organo más grande del mundo

Río Inn

Río Inn