Tu Navegador esta des-actualizado, para que el sitio
funcione correctamente porfavor:

Actualiza tu navegador

×

Peninsula 3
Dólar — Compra: 17.68 Venta: 17.69 I Euro — Compra: 20.89 Venta: 20.89
MENÚ

Por Ileana Menéndez Cámara / Fotos: Tomás Cano I 10/06/17 I

País I

El poder de las hormonas

— Tratamiento contra el envejecimiento

PenínsulaTres entrevista a la doctora Martha Siller Olguín, especialista en genética médica.

 

 Antes de entrar de lleno al tema de las hormonas, quisiera que nos hable de su especialidad, ¿qué es y a dónde nos lleva la genética médica?

Es una rama de la medicina que estudia precisamente los genes. En los últimos treinta años, desde que se logró identificar la secuencia del ADN, la genética ha avanzado de una forma impresionante.

  Existen más de mil enfermedades que siguen un patrón de herencia; lo que intenta la genética es detectarlas a tiempo. La genética también se está usando para la epigenética –que es la información genética que se trae– pero que con un ambiente adecuado o propicio, se puede evitar que ese gen se manifieste o incluso inactivarlo por completo.


Por ejemplo, con la diabetes, ¿se puede evitar la enfermedad, aún si se trae el gen?

La diabetes no necesariamente es una enfermedad hereditaria. El que tu padre o tu madre la tengan, no quiere decir que tú heredes forzosamente el gen de la diabetes, pero en el caso de que sí lo traigas, se puede propiciar sobre todo si empiezas a comer como loco azúcares, carbohidratos, refrescos… provocando que el gen se active. Ahora bien, si eliminas ese medio propicio con una dieta adecuada, cero azúcares, cero carbohidratos y haciendo ejercicio, es muy probable que nunca manifiestes la enfermedad e incluso ese gen llegue completamente a inactivarse y hasta puede ser que ya no lo transmitas a tu descendencia.


Con el paso del tiempo comienza un declive normal e irremediable de los órganos tanto del hombre como de la mujer. Inicia una descomposición física, mental y emocional. Empieza la pérdida de memoria, insomnio, cambios de humor, aumento de peso… ¿Qué hacer ante esto?, ¿a qué debemos recurrir?, ¿se deben usar hormonas?

Mira, aquí es donde entra en juego la medicina antienvejecimiento o medicina metabólica o regenerativa. Consiste precisamente en la optimización hormonal. Tenemos varias hormonas en el cuerpo. La de la glándula pineal, por ejemplo, sincroniza la liberación de la melatonina, que es la hormona del sueño. Al bajar la producción, aparece el insomnio. 


¿Qué es la hormona del crecimiento y qué sucede cuando se deja de producir? ¿Cómo reemplazarla cuando comienza a faltar?

La hormona del crecimiento en un niño es la que lo hace crecer y desarrollarse. Y en el adulto produce células nuevas constantemente. Cuando deja de producirse, dejan de renovarse las células de todos los órganos y comienza el envejecimiento.

    A partir de los 25 años, empieza a bajar la producción de la hormona del crecimiento, y a los 35 se deja de producir por completo. 


¿Qué órganos lo resienten?

Todos los órganos necesitan la hormona del crecimiento.


¿Cómo reemplazarla? ¿Dónde se consigue? ¿Se puede comprar?

No se puede comprar en una farmacia como tal. La hormona del crecimiento puede ser derivado humano o bovino. Existen en el mercado médico suplementos que son a base de aminoácidos que están direccionados exclusivamente a formar en el hígado el insulin growth factor (factor de crecimiento insulínico). Otro nuevo suplemento presentado en el último congreso al que asistí en Miami, Florida; es el sermorelin, un precursor de la hormona del crecimiento a base de aminoácidos.

     Al mantenerse los niveles óptimos de la hormona del crecimiento, se ayuda a detener el deterioro que llega con la edad.


¿Qué contraindicaciones hay?

Lo que hace la hormona del crecimiento como ya dije, es reproducir las células constantemente, lo que se llama mitosis celular; y claro que si tienes alguna célula cancerígena, esa misma reproducción celular también va a ocurrir en ella. Eso no significa que la hormona produzca cáncer –una idea equivocada que se tiene–, pero hay que estudiar muy bien antes al paciente para entonces poder administrarle esta hormona.


¿Qué pacientes aplican para un tratamiento hormonal? ¿Por ejemplo, si una paciente ha tenido una histerectomía, no aplicaría?

¡Claro que sí! Una histerectomía es técnicamente quitar el útero y si se hizo por una miomatosis no hay impedimento. Si por ejemplo se hizo por un carcinoma cervical in situ (de cuello uterino), ya se sabe que lo que lo causa es el virus del papiloma humano y si se quitó y se limpió, no hay ninguna contraindicación para el tratamiento de reemplazo hormonal.


Doctora, en el caso de cáncer por herencia, ¿se es apto para un tratamiento hormonal? ¿qué se debe hacer?

Hay enfermedades genéticas, y específicamente genes que se pueden heredar. El cáncer de mama no es una enfermedad que se herede o que sea autosómica dominante –una de las varias formas en que un rasgo o trastorno se puede transmitir de padres a hijos.

       De haber heredado el gen y si ponemos el medio propicio para que el cáncer se desarrolle, existe una mayor posibilidad. Por ejemplo, hormonas sintéticas, mala alimentación, fumar… todo eso aumenta el riesgo. Pero hay pruebas para poder determinar si tienes el BCRA1 y el BCRA2, que son genes específicos para el cáncer de mama. Si lo tienes, hay que buscar la forma de que ese cáncer no se manifieste. Y si no lo tienes, ¡maravilloso! Ya estuviste preocupándote toda la vida y no tienes ese gen.

   Cualquier persona que llega a los 40 años es candidato al tratamiento de reemplazo hormonal bioidéntico.

    Hablemos de las hormonas sexuales, que no son nada más para el sexo. La testosterona que se aplica a hombres y mujeres es un seguro de vida: nos ayuda a que la masa muscular esté bien. No es nada más por un tema estético, el corazón es el músculo más importante del organismo, si no hay testosterona el riesgo para un infarto agudo al miocardio está servido en la mesa. Y para la mujer menopáusica es la causa número uno. 

   La testosterona también ayuda para evitar la fibromialgia, el síndrome metabólico  –que puede desarrollar enfermedades sobre todo del páncreas y del hígado (graso), producir triglicéridos y colesterol alto, así como la obesidad central (grasa acumulada en el abdomen).  Para el caso de diabetes, si no hay estrógenos se produce una resistencia a la insulina y aumentan los niveles de glucosa en la sangre.


¿Y el deterioro mental, el Alzheimer, la demencia senil?

Uff… Importantísimo. El Alzheimer es una enfermedad por falta de hormonas. También está comprobadísimo que es por azúcar, o sea que un diabético tiene muchísimo más riesgo de desarrollar Alzheimer. Entonces, si damos hormonas vamos a vencer esa resistencia a la insulina y por lo tanto disminuye el riesgo para un Alzheimer. 


¿Qué sucede con el estado emocional cuando el organismo deja de producir hormonas?

Si no hay hormonas, se empieza con depresión, ansiedad, sin ganas de vivir, problemas con la tiroides, etc.

       Hay muchísimas enfermedades y padecimientos que vienen por la falta de hormonas.


¿El tratamiento de reemplazo hormonal bioidéntico, aplica para hombres por igual?

El hombre envejece a la misma velocidad que la mujer, él también pierde hormonas y entra en ese período de la andropausia y sus síntomas. La diferencia es que la mujer deja por completo de producir hormonas sexuales y en el hombre disminuye notablemente la producción, pero no desaparece del todo.


¿Cuáles son los síntomas para el hombre?

Disminución del deseo sexual, de la líbido, pérdida de energía, aumento de peso, dificultad para perderlo –se les va haciendo la “pancita del hombre casado”– insomnio, pérdida de concentración y de la memoria, de masa muscular, resequedad en la piel y en las mucosas, osteoporosis… En el hombre es un poco más suave, en la mujer es una pérdida absoluta de todo.


¿Cuál es la diferencia entre una hormona sintética y la hormona bioidéntica?

La hormona sintética es creada completamente por el hombre, en un laboratorio aprobado farmacéuticamente. Y la hormona bioidéntica, tiene la misma estructura química y molecular que la hormona humana sin los efectos secundarios y los riesgos que tienen las sintéticas. Estas hormonas son de origen natural, a pesar de ser sintetizadas en laboratorio, son hormonas naturales que provienen de fuentes vegetales compuestas normalmente por soya y ñame, pero ojo, con la misma estructura química y molecular que la humana, por lo cual los efectos secundarios y los riesgos son prácticamente nulos.


¿Qué es exactamente y en qué consiste el reemplazo hormonal bioidéntico?

El equilibrio hormonal de la juventud. Se obtiene mediante la puesta de hormonas exactamente iguales a las que produce el cuerpo.


¿Cómo se aplica? ¿Es complicado? ¿Qué contraindicaciones presenta?

Es un procedimiento mini quirúrgico rapidísimo, indoloro y en consultorio. Hay que poner anestesia, se hace una pequeña incisión y se pone un comprimido muy pequeño que se implanta en el tejido subcutáneo –pellet– compuesto de estrógeno y/o testosterona, hormonas que son absorbidas lentamente por el organismo.

     El paciente empieza a sentirse muy bien entre la tercera y la sexta semana y van desapareciendo los síntomas de la menopausia y de la andropausia.



Galeria
Ma. Martha Siller Olguín especialista en genética médica

Ma. Martha Siller Olguín especialista en genética médica

¿Es diferente la dosis que se aplica a cada paciente?

Sí, claro. Es un tratamiento completamente individual. Yo hago un estudio profundo de cada paciente mediante un examen de sangre e información sobre su historial clínico.


La dosis de reemplazo hormonal bioidéntico de un mismo paciente, ¿podría cambiar entre una aplicación y otra?

Sí, por eso es muy importante que cada vez que se van a poner hormonas, se haga un perfil completo para ver exactamente como está el paciente; porque pudo haber tenido una pena muy grande y haberse consumido las hormonas aplicadas antes del tiempo previsto. Cuando se está con mucho estrés se consume muy rápido. Por muchas razones puede variar.


¿Cuánto dura una dosis?

Hay médicos que hablan de seis meses. Yo la pongo tres veces al año, cada cuatro meses; porque después de seis meses es como volver a empezar.


¿Se debe complementar el tratamiento con algún vitamínico, calcio u otro?

No, calcio no, porque se va directamente a las arterias y las endurece. Basta con el calcio que se ingiere en una dieta normal y las hormonas se encargan de fijarlo en los huesos. Precisamente con el perfil de vitaminas y minerales que le mando a hacer a cada paciente, veo lo que les hace falta y lo complemento.


¿A quién recurrir para un tratamiento?

A quien esté preparado en este tema. La actualización en la medicina genética es muy importante porque avanza día con día. Yo asisto a congresos internacionales cada dos meses, precisamente para estar actualizada. La medicina antienvejecimiento tiene mucho que ver con la genética.

  En Estados Unidos el tratamiento bioidéntico es todo un movimiento. 


¿Y el costo de este tratamiento?

Las hormonas bioidénticas son caras, mucho más que las sintéticas. Además no sólo se trata de aplicar la hormona, realmente se necesita una valoración profunda de cada paciente, se piden exámenes de sangre y cada consulta lleva más de una hora.


Entonces, ¿física, emocional y mentalmente, es importantísimo el reemplazo hormonal bioidéntico?, ¿salud o juventud?

Sí, salud, y juventud al evitar el deterioro que viene precisamente por la edad y la falta de hormonas.  


¿Algo más que quiera agregar?

El reemplazo hormonal bioidéntico es el presente y el futuro de la medicina. Es algo que vale mucho la pena. Créeme, estoy encantada con esto… y muy feliz, porque precisamente lo que doy  a mis pacientes, es salud.


Martha Siller Olguín

Especialista en genética médica

www.rhb.com.mx

contacto@rhb.com.mx

(55)52020562 Ciudad de México

Galeria
Soya

Soya

Ñame

Ñame


Artículos Relacionados